Me acompañan por aquí

lunes, 22 de octubre de 2012

Sádaba - riada 2012


Cuando uno ve por tv o ve en prensa fotografías de los efectos y los daños causados por una catástrofe natural, suele empatizar con los afectados y puedes medio adivinar como se pueden sentir. Pero cuando una de esas catástrofes suceden en un lugar que te afecta directamente, la verdad es que las circunstancias, los sentimientos, la forma en que lo vives ... cambia radicalmente. 

El pasado 19 de octubre la Villa de Sádaba ( Zaragoza ) sufrió una riada que según la Confederación Hidrográfica del Ebro ( CHE ) no se había producido desde hace más de 100 años y difícilmente se volverá a producir en otros tantos años.

La escuela completamente destrozada y que tendrá que ser de nuevo reconstruida, locales comerciales, viviendas, comercios, infraestructuras viarias, campos de cultivo .... todo quedó anegado por la riada del pasado viernes. 
Cuando hablas con familiares o con alguno de los amigos de toda la vida y te cuentas los momentos que vivieron el viernes, aún se les pone un nudo en la garganta conforme te lo van relatando. Te van dando noticias, de la casa de este, del otro ... casas que conoces a la perfección, personas nombradas a las que a todas les pones cara ... personas que conoces desde que eres chico. 

El sábado y una vez pasado un día desde la riada, me acerqué a Sádaba para ver como estaba la casa de la madre y conforme me iba acercando por las calles del pueblo, iba confirmando todo el destrozo causado. Las calles llenas de barro, coches a cientos de metros de su ubicación inicial, contenedores en medio de la nada, la farmacia completamente destruída, puentes que habían desaparecido por arte de magia, las barandillas del puente principal ya no estaban ... y la escuela ... un verdadero desastre. 
Lo de menos es como estaba la casa de la madre porque sinceramente aunque había agua y algo de barro por alguna zona de la misma, no es comparable, ni por asomo, con todo lo que les había sucedido a muchos de los vecinos/amigos de mi querida Sádaba.

Tras una ligera limpieza en casa, me dispuse a sacar alguna fotografía del destrozo causado y pese a que estaba cayendo una monumental, me calcé las botas, paraguas en una mano y con el teléfono móvil me di una pequeña vuelta por el pueblo. Siento mucho la calidad de las fotografías pero comprender que son fotografías con el móvil, con una sola mano porque la otra la necesitaba para taparme con el paraguas .. pero para hacerse una pequeña idea creo que será más que suficiente. 



Esta imagen es desde el balcón de casa de mi madre. Aún se puede apreciar, un día después, más de un palmo de agua cubriéndolo todo y eso que el río Riguel queda a varios cientos de metros. 


El cauce del río Riguel cuando yo me acerqué el sábado ya tenía su aspecto normal. Comprobaréis que el río a su paso por el pueblo está canalizado. Menos mal. Si no lo llega a estar ¿ que hubiera sucedido ? 


La escuela

Si hubo algo que me impresionó fue el estado en el que quedó la escuela. Pensar que a la hora de la riada, los chavales ya estaban en las aulas y que vais a ver en las siguientes imágenes como quedaron.

Esos escombros que se ven en primer término son de lo que era la pared de la escuela. Y esa habitación que se ve y a la cual se le han caído las paredes, es el comedor escolar.  



El comedor escolar


 Aulas de la escuela pública de Sádaba tras el paso de la riada.

Impresiona ver algo así en vivo y en directo. No se si las fotografías os darán la realidad de como quedó todo. 












Los comercios y las casas más próximas al río .... todo quedó completamente anegado. Se aprecia perfectamente en la pared, el nivel que alcanzó el agua.
Todo completamente inservible. No se pudo salvar absolutamente nada de esas casas. 
  


Esos hierros retorcidos son los travesaños de la valla de la escuela. De la valla como podéis apreciar, ni rastro. Los postes aguantaron porque están clavados a la piedra y con cemento. 



La fuente del pueblo que tendrá como unos tres o cuatro metros de altura quedó completamente anegada y cuando se filtró el agua, toda la suciedad que arrastró la riada, quedó como testigo.  



Desolación y pérdidas por todos los rincones de Sádaba. 










Mucho ánimo y mucha fuerza para todos y cada uno los vecinos de Sádaba, para todos los Sadabenses.
Os queda un largo camino pero estoy seguro que podéis con eso y con mucho más. 

Un abrazo enorme para mis amigos Valentín-Nieves, Juli-Leo, Marcos-Laura, Miguel Angel-Ana Carmen, José Antonio-Nuri, Josechu-Ana Cris, Germán, Paco-Pilar ... 
para mis primos, tíos ... para TODO SÁDABA


fotografías con el móvil


63 comentarios:

  1. Sin comentarios.
    Realmente uno no sabe que decir cuando lo que se le pone delante de los ojos no es solo una catastrofe de este tamaño, sino cuando uno alcanza a sentir gracias al trabajo de personas como tu, lo que debe de ser sentirse abandonado por la suerte y vapuleado por la furia de un elemento que cuando decide romper la vida de alguien, de algunos, por medio, lo hace sin más.
    Que fuerte resulta ver estas imágenes y después comparar las preocupaciones propias, en la mayoría de los casos, sin demasiada importancia que a veces sufrimos en nuestros día a día.
    Un gran reportaje Jesús, que dice mucho de ti y de tu enorme corazón de fotógrafo y de persona.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Un excelente reportaje de fotoperiodismo.
    Esa escuela da verdadera pena. Habrá que hacer un verdadero esfuerzo por recuperla.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  3. Me alegro por un lado que la casa familiar no estuviera tan afectada, pero no quita para lo terrible de la situación para algunos vecinos y/o amigos y lo mal que lo pasarías viendo el estado del pueblo.

    El reportaje es impresionante, aunque lo hicieses con móvil. Fuiste muy valiente al hacerlo.

    Ahora tocar reconstruir que tal como están las cosas, tardará mucho tiempo.

    Un abrazo para ti y tu familia.

    ResponderEliminar
  4. Hola Jesús.
    No queda otra que volver a comenzar de nuevo. La verdad es que ver imágenes así impresiona.
    Animo Jesus para ti y a toda tu familia y también para todo el pueblo.
    Un abrazo

    Fotografia Juanjo Mediavilla

    ResponderEliminar
  5. Hola Jesús. Desde luego la fuerza del agua, del mar, las riadas, es espectacular, subidas de mareas, y lluvias interminables es algo que desborda hasta el más pintado. Hace unos años a un familiar cercano, le pasó algo parecido. No toca más que no flaquear y tirar "palante" con ánimo. Por otro lado, el reportaje está muy bien; no importa el medio con el que se ha hecho, lo interesante es el contenido. Un abrazo

    ResponderEliminar
  6. Al oír Sádaba me acordé de ti y lo cierto es que de alguna manera esperaba noticias de primera mano.
    Se lo que sientes perfectamente, viví una hace años. Inesperada pues aquí no hay río pero sabes lo que pasa con las ramblas.
    El reportaje fotográfico muestra claramente lo sucedido. Lo de menos es si son con el móvil o no.

    Un abrazo bien grande y mucho ánimo para ti y los de Sádaba

    ResponderEliminar
  7. Hola jesus...no se ni por donde empezar el comentario..se me hace dificil despues de ver tus fantasticas imagenes y tan bien explicado al respecto,,,,la naturaleza cuando se enfurece muestra su peor cara y no distingue entre las personas o rincones o situaciones geograficas,,,es un torbellino de dificil escape....que mal.....no se amigo..solo puedo que decir lo que el resto de los compañeros comentaristas...animos a todos tu amigos y familiares...y a empezar de cero...en peores plazas se han toreado y esta gente merece otra oportunidad de comenzar...ojala tengan suerte y todo vaya a mejor...el sol siempre sale....lamento mucho lo que has vivido en persona....animos a todos...muchos animos.

    ResponderEliminar
  8. Hola Jesús, el que es un artista lo es hasta con el movil retratando catástrofes. Trabajo les queda a los de Sádaba para volverlo a dejar como antes.
    Esto de llover tan de golpe no es nada bueno, ni se aprovecha el agua y encima las prepara cojonudas.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar
  9. Excelente reportaje, que bien has captado toda la fuerza y el poder devastador que tienen la naturaleza, al ver tus fotos parece inceíble que eso lo haya causado el agua.
    Saludos.-

    ResponderEliminar
  10. Impresionante documento gráfico, Jesús. Me ha recordado cuando fui a Carcaixent en un camión para llevar comida, mantas, ayuda de todo tipo, el año 1982, cuando se produjo la rotura de la presa de Tous. Era desolador, como mínimo, el estado en el que quedó todo al paso de la riada.

    Mis mejores deseos para toda la gente de Sádaba. Ánimo, porque ahora empieza el trabajo, tratar de recuperar todo lo que se ha perdido.

    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  11. Que barbaridad amigo Jesús, como dices, yo cada vez que veo este tipo de noticias en TV me da un vuelco el corazón, se pone uno en la piel de los afectados y no se............. buen reportaje, pero si te digo la verdad, mejor que no lo hubieses podido hacer.
    Mucho ánimo a los afectados.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. Que pena y qué desastre.
    Me recuerda a una gota fría en Alicante hace ya años y vi la casa de mis padres algo parecido a esto.
    Has hecho un reportaje, un documental sensacional.

    Las tomas dramáticas pero muy testimoniales y muy buenas.

    Un abrazo para ti y todo Sádaba.

    ResponderEliminar
  13. Tremendo el documento, Jesús. y... sí... consigue transmitir lo más aparatoso de semejante drama. fenómeno. Ánimo también de mi parte a la gente de Sádaba.

    ResponderEliminar
  14. Impresionante reportaje, Jesús!!!...esta es una de esas ocasiones en las que por encima de la calidad, tecnicismo o estética, está la importancia de mostrar las cosas tal cual, un gran trabajo que aplaudo y te agradezco mucho que hayas compartido, amigo!!!

    Un gran abrazo, chaval...eres un crack!!! ;)

    ResponderEliminar
  15. Conmovedoras imágenes del destrozo que ha causado esa riada, Jesús, desde la distancia solo puedo daros mucho ánimo para solucionar ese estropicio lo mejor posible.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  16. Me quedo sin palabras. La impotencia y la rabia acompaña siempre a estas situaciones. Un auténtico desastre. Es increíble la fuerza que tiene el agua.
    Un gran reportaje, Jesús, con imágenes devastadoras.
    Mucho ánimo a la gente de Sadaba !!!
    Un fuerte abrazo, Jesús !!!

    ResponderEliminar
  17. Realmente impresionante. Imágenes de impoténcia y desolación.
    A veces me pregunto si la naturaleza nos devuelve periodicamente todo el mal acumulado que le hemos infringido.
    Aunque nada volverá a ser igual, espero, confio y deseo que se restablezca una "cierta normalidad" en el menor tiempo posible.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  18. Jesús, cuando veo estas imágenes en la tele, siempre siento un escalofrio.Espero no tener que vivir nunca una situación tan tremenda.Te quedas en la calle sin nada.
    Espero y deseo que los vecinos de Sádaba tengan y puedan tener mucha fuerza para volver a empezar de nuevo y salir para adelante de una situación tan dura.
    Esto está pasando mucho ahora, será porqué la naturaleza está harta de que la provoquemos??
    Muchos ánimos para todos.
    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Joder Jesus, me acabo de enterar al entrar en el blog de Bird, lo siento, se muy bien la diferencia entre inundación y riada.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
  20. ...impresionante documento gráfico!...que desgracia! Mis deseos que cuanto antes Sábada recupere la normalidad. Ánimo y mucha fuerza a tod@s para lograr este objetivo y regresar a la dinámica diaria. Un fuerte abrazo.
    Ramón

    ResponderEliminar
  21. Menudo desastre! tus fotografias nos muetran los destrozos que no son pocos, pero la desolación de estas gentes, creo que es dificil de tranmitir, ver lo que te ha costado años de tu vida o incluso toda una vida como desaparecen en un momento... no me lo quiero ni imaginar.
    Animo, dicen que lo que no te mata te hace más fuerte. Pero, ostras algunas veces.
    SAludos.

    ResponderEliminar
  22. Impresionante Jesús, mas que una riada parece un terremoto mas un tsunami. Alucinante la naturaleza cuando se enfada... Animo a todos los damnificados. Un abrazo amigo Jesús.

    ResponderEliminar
  23. Cunnus Jesún, pues no sabía que eras de esa zona, menuda putada, habéis vivido las lluvias torrenciales en primera persona. Tienes razón, lo ves en la televisión o lees el periódico y no te haces idea de lo sucedido, lo sientes como algo lejano. A mi me sorprendieron las imágenes, de una fuerza descomunal, la naturaleza es demoledora cuando se desata en todo su poder.
    Tu trabajo es ejemplar, digno del mejor fotoperiodismo.
    Siento lo de tu familia y del pueblo entero, espero que poco a poco vuelvan a la normalidad.
    Un fuerte abrazo

    ResponderEliminar

  24. · Un reportaje fotográfico impresionante, y más todavía dadas las circunstancias de como fue realizado. Siento que te haya tocado tan cerca, como todos debemos sentir, en general, empatía con cualquier clase de víctima de estos desmanes de la naturaleza.
    De toda tragedia siempre se puede salir, lo que no sé es si el hombre puede salir de esos 'círculos' que con su acción no hacen más que reforzar los efectos destructivos de una naturaleza que sigue otrás dinámicas ajenas a nuestras intervenciones.

    · un abrazo

    CR· & ·LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  25. No he tenido oportunidad de visitar tu blog hasta hoy. Sabía de lo sucedido porque algo me habías comentado. Pero al ver las fotografías me he quedado sin palabras. Si sólo verlas te produce sensación de agobio no quiero ni imaginar vivir una situación así. Debe de ser desesperante, por no decir aterrador. Como bien dices supongo que hay que estar ahí para hacerse una ligera idea.
    Me sumo a tu ánimo para tu familia y tus amigos. Y que hago extensible a todo tu pueblo.

    Un fuerte abrazo amigo.

    ResponderEliminar
  26. Animo y adelante. Se lo que escuecen estas situaciones, he vivido dos riadas de cerca, con perdidas materiales en la ultima. Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  27. Aquí en Andalucía nos quejamos de la escasez de lluvias. Aquí llegó las anheladas lluvias pero en algunas ciudades ha sido destructiva y ha hecho que se produzcan inundaciones similares, este no ha sido el caso de la provincia de Córdoba. Estas inundaciones se vivió hace unos años en nuestra provincia.

    Desde mi humilde blog quiero hacer llegar a todos los afectados mi mensaje de ánimo y transmitiros mucha fuerza para que poco a poco vuelva todo a a normalidad. Ahora es el momento de la solidaridad y ayudar cada uno en su medida.

    Un fuerte abrazo amigo


    http://ventanadefoto.blogspot.com.es/


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Por aquí arriba auqnue no lo creas, tampoco a llovido tanto este otoño, pero el problema es cuando vienen esas tormentas con tanta agua. Causan estragos.
      Muchas gracias por tus palabras de apoyo.
      Un abrazo y hasta cuando quieras.

      Eliminar
  28. ▒✿▒✿▒✿✿彡
    ▒✿
    ▒✿ Olá, amigo!
    Isso é muito triste, deixo um abraço solidário.
    Bom fim de semana!
    Beijinhos do Brasil.
    ✿✿彡

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego que lo es, Magia da Inés. El mal, sea el que sea no hay que deseárselo a nadie y mucho menos cuando no lo merece.
      Saludos. Gracias.

      Eliminar
  29. Me trae muchos recuerdos y no precisamente buenos. En el 62, la casa de mis Padres desapareció de nuestras vidas, quedando solo el recuerdo de lo que fue. El esfuerzo de una posguerra se fue río abajo. Un volver a empezar complejo e inesperado. La naturaleza tiene golpes escondidos que en muchas ocasiones vienen dados por ese intento de domesticar el entorno que tiene el ser humano. Desconozco si es el caso.
    Muchos ánimos. Mucha fuerza. El hoy es difícil, pero hay que seguir. No hay más.
    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joe Jan. Lo que cuentas es tremendo. Vaya desgracia que se lleven la casa de uno y no quede absolutamente nada. Tiene que ser terrible.
      Un abrazo. Gracias por la visita y por el apoyo. Cuídate.

      Eliminar
  30. Llevo dos meses sin casi tiempo de entrar en los blogs... y no había visto muchas fotos... jooo que pasada!! Espero que esté todo mejor.Aunque esto unido a la situación actual es un faena pero te mando mucho ánimo y a todo aquellos a los que les ha tocado de cerca... Un beso.
    Y las fotos aunque de movil ... el que es bueno ,es bueno con movil y con lo que sea...

    ResponderEliminar